info@ecuadoraldia365.com
{}
  4 min read

Guayaquil, invasores atacan la ciudad

Guayaquil, invasores atacan la ciudad

El fenómeno de las invasiones está ligado a la pobreza y a la escasez de vivienda en las grandes urbes.

Guayaquil, puerto principal, es una ciudad próspera, llena de comerciantes y emprendedores, lo que genera mucha migración desde otras provincias y zonas rurales para emprender un negocio o buscar trabajo en esta ciudad. Lo que genera un déficit habitacional grande el cual desencadena que personas inescrupulosas se aprovechen y usen a ciudadanos que sueñan con su casa propia, y los impulsen a comprar en lotizaciones irregulares.

El director de Justicia y Vigilancia del Cabildo, Xavier Narváez, indica que el Municipio actúa por la denuncia de construcciones sin permisos, pero que no pueden desalojar a nadie, pues no es su competencia.

Cuando recibimos la denuncia de que existen construcciones en un sector, acudimos, solicitamos los permisos y si no los tienen procedemos con la demolición. Si hay personas adentro no podemos hacerlo, dice Narváez.

En la zona de Monte Sinaí, en el noroeste de Guayaquil, se han detectado nuevas invasiones. Alrededor de 970 predios, ubicados en unas 20 hectáreas del Estado, están ocupados informalmente. Se han instalado viviendas improvisadas con caña, plásticos y planchas de zinc. O simplemente, los terrenos están demarcados con cinta.

En el sector Las Camilas, por ejemplo, hay unos 500 lotes, cuyos terrenos han sido vendidos entre USD 500 y 2 000. Y en la Asociación Virgilio Briones hay otros 360. En este último sus promotores afirman que los terrenos no tuvieron precio para los ciudadanos y que se busca la legalización con el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi), que es la propietaria.

Hay ciudadanos que se han dedicado a este rubro por muchos años, ya que es un rubro muy lucrativo, por ejemplo 1 hectárea de terreno se divide en lotes de 100 metros cuadros, por lo general estos generan un aproximado de 80 terrenos (incluyendo vías), si cada terreno se lo vende en 500 dólares se tendría una ganancia de 40.000 dólares por hectárea, y los terrenos invadidos generalmente son de por lo menos 10 hectáreas, por lo que el negocio es muy lucrativo.  Claro está, a los invasores no les ha costado nada el terreno por lo que todo es ganancia.

Este medio tuvo acceso a muchos casos de invasores en Guayaquil, de los cuales podemos resaltar el caso de Jose Luis Zea Amat (+), casado con la Sra. Estela Coello de Zea, el cual durante su vida se dedicó a invadir terrenos, por lo que estuvo inmiscuido en más de 10 demandas judiciales.



El Sr. Jose Luis Zea Amat uso artimañas legales, dentro de las cuales decía que él vivía en estos predios hace décadas, por lo que eso lo convertía en su legítimo propietario (usando testimonios y personas del sector), con esto en muchos casos él logra conseguir en el municipio de guayaquil escrituras de los mimos y luego los vendía y/o lotizaba. Tal es el caso de estas artimañas que dentro de las demandas que existen a nombre de Jose Luis Zea Amat, podemos observar una en la cual es desalojado de su vivienda por DESAHUCIO DE TRANSFERENCIA DE DOMINIO, ejercido por el BANCO DEL PICHINCHA, con lo que claramente se demuestra que él vivía en las cumbres, en el edificio ceibos alto, y no en los terrenos que lograba captar de forma ilícita.

Foto de JOSE LUIS ZEA AMAT y su esposa ESTELA COELLO DE ZEA



Imaginen este supuesto:

Usted es dueño de un terreno de 10 hectáreas que heredó de su papá, el terreno tiene cerramiento y lo visita una vez cada 15 días. En una visita se encuentra que en el terreno hay 10 casas de caña construidas y las personas que habitan esas casas afirman haber pagado por el terreno 1000 dólares cada uno y que no se van a ir, ellos se encuentran armados. Usted procede a llamar a la policía y ellos no pueden hacer nada, ya que la ley no les faculta a desalojar personas sin una orden judicial, por lo que si no tiene el dinero para contratar abogados, el terreno delo por perdido.

En el caso de que pueda contratar abogados, usted va a un juicio de primera instancia donde una persona que nunca ha visto antes, afirma tener 30 años viviendo en el terreno y tiene declaraciones juramentadas de personas que dicen confirmar que él efectivamente vive ahí hace más de 30 años y que ahora ha decidido parcelar el mismo para la venta. El juicio tomará años y en muchos casos el dueño verdadero del terreno terminará vendiéndolo en un valor ínfimo al invasor o simplemente lo pierde. Una pesadilla.

El Señor Jose Luis Zea Amat (+), al momento de su fallecimiento ,el 10 de agosto de 2019, tenia vigente una prohibición de entrada al MIM por ser un reconocido traficante de tierras.

Existen leyes que fueron creadas para que las personas que tienen ya décadas en posesión de un predio, puedan legalizarlos, pero estas mismas leyes son las que usan los invasores para por medio de métodos cuestionables, lograr apropiarse de terrenos que no les pertenecen.

Press ESC to close.

© 2022 Ecuador al día 365. Published with Ghost & Newsvolt

You've successfully subscribed to Ecuador al día 365
Great! Next, complete checkout for full access to Ecuador al día 365
Welcome back! You've successfully signed in
Success! Your account is fully activated, you now have access to all content.
Success! Your billing info is updated.
Billing info update failed.
Your link has expired.